lunes, 14 de agosto de 2017

LA PRAIA



Ella maneja la moto. Él se aprieta contra su culo, una perfecta sandía partida en dos. No lo desentierran de ahí ni que se caigan. Era la noche de un miércoles y van juntos a un escampado en Belém do Pará. El lugar no tiene paredes, ni sillas, sólo seis horcones de bambú que sostienen el techo de palma seca. Está repleto de parejas jóvenes. Llegan a lugar y ahí estoy yo, y desde entonces no puedo dejar de mirarlos. Ella es blanca leche y él negro cerrado. Ella lleva pantaloncitos cortos (cortísimos) de blue jean deshilachados que descubren la mitad de sus nalgas a la luna. No es la única. El resto de las mujeres dejan ver sus ombligos y ninguna de las presentes baja la falda o el pantalón hasta las rodillas. Él no tenía camisa. Era alto y fuerte como si sembrara durante el día y nos cosechara por las noches. Apenas se bajaron de la moto comenzaron a bailar. Se restregaban uno contra el otro mientras un batuque iba de calmo a repique. Él descorría los cabellos de la cara de ella detrás de sus orejas. La besaba. La tomaba de la cintura y ella se contorneaba haciendo con los pies el símbolo del infinito sobre el piso de tierra. La volteaba y la masajeaba sobre la silla que hacía con sus piernas. Yo fui con Jota que era mi novio de entonces y que tampoco había podido dejar de verlos. Se decían cosas al oído y de vez en cuando nos descubrían mirándolos. Pero no nos importaba. Los tambores le hicieron un nicho hasta que suavemente se apagaban. Y entonces se detuvieron. Ella se recogió las greñas en un moño alto y vinieron hasta donde estábamos. Ella tomó a Jota y él me tomó a mí. No hacía falta que supiéramos bailar. Me soltó la moña de en alto y me descubrió frondosa. Yo tenía poco más de veinte años y ningún carioca en mi haber. No sé qué hizo ella con mi compañero y hasta hoy no le pregunté. Habíamos prendido una fogata cerca del mango y las hojas se doraban bajo el cielo redondo de Brasil. Con él surtí la praia de rio de en junto.

POSTALES del capitalismo


República Dominicana: Muere boxeador que cada 4 días se sometía a una tunda. Las últimas 2 para comprarle los útiles escolares a su hijita.
El país es denunciado como fábrica de récord pugilísticos falsos, empresa que lleva a hombres jóvenes pobres a morir en el ring por unas monedas.
Unos días antes, el boxeador Geysi Lorenzo -con 34 años- había sido arrollado cuando trabajaba como "motoconchista".

viernes, 11 de agosto de 2017

ROBO

Me habían arrancado las bolsas del mercado de camino a casa y las manos también. Tú habías llegado primero y allí estabas, dormido. Una pierna te colgaba y la otra reposaba sobre el lomo del mueble. Sobresalía de en medio el bulto de tu pene. No hice ruido y me senté en frente a contemplarte. Era una curva tibia de donde parecía despuntar el día, inmaculada. Dejó de importarme que me hubiesen vaciado. Fue suficiente el deseo para que tu bulto se hinchara y entreabrieras los ojos y me encontraras sin ramas.
Me tomaste de la cintura y me subiste sobre la mesa. Todavía estaba fresco el cemento en tus pantalones y me hiciste dos torpes manos sobre tu vientre. Una pantalla de cabillas espinó y salivó el cactus en mi tierra. Las bolsas de tus testículos me devolvieron la carne sobre el acero. No recordé más ningún otro arrebato. Entonces me enseñaste a moldear la torre en punta y yo reboté sobre ella y me dejé penetrar en una hora cualquiera. Abría y cerraba las alas. Inventamos un ritmo animal puro.
Me habías devuelto las manos y podía amasar. Te empujé y amasé mis tetas. De inmediato te esperaba sobre la mesa con las piernas abiertas para que cenaras. Me gustaba medir la extensión de mi vagina juntando los dedos y paleando abajo como quien siembra, tocarme sabiendo que me espiabas y moverme en círculos. Abrías la boca sin decir palabra. Te masturbabas y volvías otra vez sobre mí.
Dejamos las cortinas abiertas para que los vecinos escucharan. Mientras me cogías te contaba que me habían robado, lo gritaba, lo gemía y el vecino se venía con nosotros.

Mundia Magdaleno

lunes, 7 de agosto de 2017

PARTE de guerra



Le dije que me atara de las manos y me golpeara con fuerza mientras me penetraba. En principio lo hacía con suavidad. A medida que apuntaba el mentón hasta lamerme la vagina aumentaba en ferocidad. A mí me excitaba tanto como a él. Se turnaba entre la lengua y el pene. En la última bofetada se vino en su propia boca y mi boca ensangrentada contenía la luz y aquella sombra lechosa. No sabíamos qué carnes habíamos perdido. Tampoco nos importaba. Afuera la lluvia dormía a nuestros hijos. Adentro nos despellejábamos. En el país anunciaban otra guerra y ya nosotros nos habíamos quedado sin algunas partes.

Mundia Magdaleno

Revolución

Por Camila Sosa Villada (Argentina)

...te diría que nuestro amor no sólo a nosotros nos haría bien, sería patrimonio de la humanidad un amor como el nuestro...
Mirá, las cosas ya van muy mal ahí afuera, cada vez peor, como si fuera a propósito que hacen cada vez peor las cosas y eso se contagia como las peores epidemias, porque no hemos encontrado aún la cura para nuestra propia estupidez, así que allá fuera está reproduciéndose el odio por todas partes, pone huevos, preña a nuestras hembras y las obliga a gestarlo, parirlo y amamantarlo, y a mí se me ocurría que entre vos y yo podíamos hacer algo así como un ejército de resistencia, los curie del renacimiento, los bonnie y clyde de los amorosos, los kahlo rivera de los corazones en flor, optar por darle en la cara su buen sopapo a la indiferencia, obligar a entregar sus armas a la burocracia, ablandar las durezas del opresor, obligarlo a entrar en razón, te diría que nuestro amor no sólo a nosotros nos haría bien, sería patrimonio de la humanidad un amor como el nuestro, pero bueno, no se acercarme, me pongo ansiosa, replico algunas tonterías que no son parte del juego y cuando quiero explicártelas, mis tonterías ya te alejaron, mirá, tengo el corazón en la mano, es notable que hayan empezado a brotarle alas, así con un plumaje tan intenso, tan rojo, con esos bordes dorados que sólo hablan de su deseo de volar, de su deseo de tratarte bien, porque ahí radica toda la ciencia, vendan como te la vendan, con el nombre que quieran ponerle las religiones y los falsos gurúes, una revolución en la que todos acompañan al frente a la ternura, más o menos como lo hacés vos por tu parte y yo por la mía, eso puede cambiar el mundo y eso sólo es cuestión de tiempo, pero para eso tenemos que tratarnos bien, entretenernos una tarde entera pintándonos las cicatrices con forma de pájaros, a cada corte, dibujarle unas alas rojas, unas aletas de pez, unas patas de pájaro, unas garras que casi ni toquen el suelo en la carrera...

viernes, 4 de agosto de 2017

La violencia política en Venezuela por Marco Teruggi:


Existe un rompecabezas de las muertes. Las más de cien en más de cien días de conflicto. La cuestión se resume en la mediática opositora en que todos fueron asesinados por el gobierno. No importa que no existan pruebas a la hora del titular, tampoco investigación para fundamentar una aseveración como esa. Importa el impacto, el número, el escándalo, el muerto apilado sobre otro muerto que de a poco construye esa idea ya consolidada en muchas partes: es un régimen autoritario, dictatorial, que viola los derechos humanos.

En otros casos no se le atribuye la responsabilidad al gobierno sino a la crisis/conflicto. Un viejo truco, como titular “la crisis causó dos nuevas muertas” cuando fueron asesinados por la policía, bajo órdenes del gobierno argentino, Darío Santillán y Maximiliano Kosteki en el 2002. No fue en aquel entonces “la crisis”, así como tampoco lo es en Venezuela. Si algo queda de periodismo en esta batalla política, debería al menos conservar la investigación como base para construir noticias y opinión. Se trata de un deseo casi ingenuo: la mentira se ha vuelto una forma nodal de comunicar en esos medios.

Por último, existe otro truco más: decir sin nombrar. “Muertos en jornada electoral”, “incendiaron sede de la magistratura”, por ejemplo, cuando es evidente -solo basta seguir los movimientos- que la incendiaron grupos de choque que en cada manifestación de la oposición están en primera línea y reciben ordenes de dirigentes de Voluntad Popular. En este caso no hay autor de la acción. Ni el gobierno, ni la crisis, nadie. Menos aún la oposición.

Estas tres variables son repetidas diariamente por decenas de titulares, portadas, de Venezuela y el mundo. El resultado es que una mayoría está convencida que el gobierno es autor de toda la violencia y las muertes. ¿Cuántas veces es necesario repetir una idea para que se haga verdad? ¿Qué medios de comunicación es necesario tener para que eso suceda? La arquitectura comunicacional en el caso de la oposición venezolana es aplanadora: cuenta, por ejemplo, con los principales medios de cada país del continente, Estados Unidos y Europa, articulados entre sí.

***

Los muertos entonces. ¿Quién es responsable? Son más de cien, el número exacto difuso: ¿125, 127? ¿Más, menos? Difícil tener una certeza debido al amplio abanico de causas de las muertes -algunas pueden ser incluidas por algunos análisis y excluidas por otros-, y por las fuentes de información, el cruce de datos entre poderes públicos, fuentes periodísticas. Las causas han sido múltiples: barricadas y bloqueos; saqueos; quemados vivos o linchados; manipulación de explosivos; transito cerca de una manifestación sin participar en la misma; pelea entre manifestantes; disparos de bandas criminales; desde adentro de los manifestantes; por cuerpos de seguridad del Estado; entre otras.

De ese total, unas 11 víctimas fueron por disparos de los cuerpos de seguridad. Ante eso ya existen 39 efectivos procesados, detenidos o solicitados. Es decir que cerca de un 10% fue responsabilidad del Estado. Otro elemento: del total de muertos, más de 7 son de efectivos de algunas de las fuerzas de seguridad. El discurso de que todos los muertos son del gobierno se cae rápidamente.

¿Quiénes son responsables del otro 90%? En el nivel intelectual, los dirigentes de los partidos opositores, en particular Voluntad Popular y Primero Justicia, por ser quienes conducen el plan de escalada violenta en la calle. En el nivel material depende de cada caso: paramilitares, grupos de choque, los mismos jóvenes de las protestas, gente suelta alentada a matar -para una parte de la oposición se ha vuelto legítimo matar chavistas-. La Fiscalía General no ha detenido a nadie de la oposición, ni autor material ni intelectual, aun cuando la evidencia haya quedado grabada en cámaras, como uno de los jóvenes que fue linchado y prendido fuego al pasar por una manifestación en plena Caracas. No es casualidad, su alineamiento con la oposición es declarado. La justicia está ausente y esa ausencia agranda el agujero de la muerte.

***

A veces solo bastaría aplicar un razonamiento lógico. Como en el caso de las elecciones del domingo. La oposición anunció que impediría que tuvieran lugar, y actuó en consecuencia. Asesinó a un candidato el sábado por la noche, atacó 206 centros de votación, afectó gravemente la participación en 5 municipios, detonó una bomba sobre la policía, desplegó grupos paramilitares para impedir que la gente votara, disparó sobre votantes, sobre cuerpos de seguridad del Estado. Y sin embargo la noticia mundial fue la misma, desde Clarín hasta el secretario de la OEA: el gobierno fue responsable de la violencia. ¿Por qué el gobierno habría hecho eso el el día de las elecciones claves del domingo? ¿Para qué hubiera lanzado granadas sobre centros electorales y detonado una bomba contra la policía? Las matrices de los medios pueden destruir el sentido común.

***

Venezuela es frontera con Colombia, epicentro del paramilitarismo, ha sido infiltrada durante años por grupos paramilitares, que a su vez se enraizaron, en alianza con bandas criminales, y conformaron de fuerza -logística/inteligencia/estructura- propia. Están los testimonios de las poblaciones, las acciones como asaltos a cuarteles militares y policiales con armas de guerra, las zonas controladas por ellos, sus campamentos. No existen, sin embargo, en los grandes medios de comunicación, en las palabras de los dirigentes de la derecha, en algunos análisis de intelectuales.

Existen sí en la vida de la gente: las casas marcadas, los chavistas de los pueblos que deben irse debido a las amenazas, los compañeros asesinados, los comercios que deben cerrar sino son atacados, al igual que los transportes, los toques de queda. Ocurre en municipios de Táchira, Mérida, Lara, Barinas, en los despliegues que realizan durante las semanas de escalada del conflicto en cualquier punto del país.

La fórmula es la siguiente: cada hecho de violencia debe ser negado, y en caso de que la acción sea demasiado evidente, debe ser señalada como un auto-golpe del gobierno. Aunque sea inverosímil, como decir que fue el mismo gobierno quien lanzó las granadas desde un helicóptero sobre el Tribunal Supremo de Justicia. El plan golpista despliega oleadas de violencia, legitima una parte, oculta otra, y construye la idea-fuerza de una oposición “pacífica, legal y masiva” que es víctima de la represión desmesurada. Los medios de comunicación le lavan la cara día tras día a la derecha, y no son los únicos: también lo hacen quienes centran toda la crítica sobre el gobierno y minimizan el accionar golpista hasta invisibilizarlo.

Es una gran disputa por el sentido y los actores de la violencia, por desenmascarar, ponerle nombre a la muerte y obligarlos a salir del anonimato.

No se puede comprender las respuestas del chavismo -con sus aciertos y errores- si no se comprende la estrategia desplegada, o si se opta deliberadamente por esconderla. ¿Qué deber hacer un gobierno y un movimiento popular, con su infinidad de contradicciones, ante una oposición que apuesta por una salida violenta y despliega un brazo armado que realiza acciones militares? ¿Cómo debe actuar? Las respuestas son varias. Desde un esquema de contención para apostar al desgaste, hasta ensayar formas de defensa integral, como lo había planteado Hugo Chávez a través de las Milicias Bolivarianas. Aunque en este último punto existe otro debate: parecería necesario construir formas de resguardo de los territorios dependientes de los mismos territorios, y no solamente de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana -como lo es la Milicia Bolivariana- aunque articulado con las mismas -nada por fuera de la unidad.

Se trata de un punto clave: ¿Cómo se defiende un proceso popular? ¿Quiénes lo defienden? ¿Solamente desde el aparato del Estado?

***

La violencia se ha normalizado en Venezuela. El primer hombre prendido fuego en la calle conmocionó, el segundo también, el tercero pasó a ser parte de lo posible, el quinto ya entró en la lógica del conflicto -impactó sí, aquel que luego de linchado e incendiado, fue pateado como un perro por sus asesinos-. Esa normalización es parte del objetivo de la violencia opositora, apunta a golpear el tejido social, descomponer, enfrentar a las partes hasta legitimar el linchamiento como práctica social opositora en las clases altas y medias. No se ha visto hasta el momento a nadie linchado en un barrio popular por su postura política.

¿El gobierno no se ha equivocado y cometido violencia que no debía cometer? Sí. Ahí están los números, la gente encarcelada, los órganos de seguridad del Estado que no son los que quisiéramos que fueran, que han intentado ser transformado en este tiempo de revolución y han quedado a medio camino. El chavismo tiene contradicciones, límites, lucha de clases interna, traidores, burócratas, corruptos impunes en puestos de dirección, y una lista larga de problemas. Se los debe debatir, disputar: en la resolución o no de esos puntos se nos va la posibilidad del proyecto.

El problema es invertir los términos y poner al gobierno como autor de la escalada de violencia, y no como quien ejerce una respuesta -con sus errores- ante un intento de Golpe de Estado con participación directa de los Estados Unidos. Mirar Venezuela a través del show mediático, la avalancha estética victimizante y heroica de sus movilizaciones, la producción masiva de contenidos -que cuesta millones de dólares- las páginas opositoras y Aporrea, y algún investigador de una universidad extranjera que “analiza los colectivos”, conduce a comprar el cuento completo del golpismo.

Debatir el chavismo es una necesidad. Pasar del lado del bloque conducido por los Estados Unidos es un error histórico. No sería la primera vez que sucede en la historia de la izquierda en el continente.

(*) Licenciado en Sociología. Cronista y periodista.

Palo gordo

HOY a la gente de Palo Gordo amaneció sitiada por los opositores en armas de su pueblo, bajo una plomamentazón de la que son víctimas también sus niños.
ESTO tiene que parar.

Abajo la crónica de Ernesto J. Navarro para Rusia Today, que recoge lo que allí sucedió después de que su pueblo se uniera en el Estado fronterizo con Colombia, para defender su derecho al voto.

Palo Gordo: pueblo que cruzó río y montañas para votar en la ANC

"Ojalá que le llegue a Maduro todo esto", dice una mujer que apenas saca sus piernas de las rojizas aguas del río Torbes, a medio camino de su destino.
Ella, y más de la mitad de un pequeño pueblo llamado "Palo Gordo", sembrado en las montañas del estado Táchira cerca de la frontera venezolana con Colombia, atraviesan el río, créase o no, para poder votar en las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente. Su participación como la del resto en el país no es obligatoria.
Prácticamente cayeron al río, empujados por una lluvia de balas y piedras, que un pequeño grupo de hombres les lanzó, tratando de impedir su paso hacia el centro de votación.
A la distancia seguían oyendo gritos y detonaciones, porque mientras buscaban una salida alternativa del pueblo, otro grupo más grande enfrentaba a los violentos.
Bajo amenaza
Desde que el presidente de Venezuela anunció la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, el 01 de mayo https://actualidad.rt.com/actualidad/237389-venezuela-maduro-asamblea-nacional-constituyente, personas que dijeron adversar la propuesta levantaron barricadas en las dos únicas vías de comunicación del pueblo con San Cristóbal, la ciudad capital del estado Táchira, a unos XXX kilómetros de Caracas.
A Claudia Torres de Useche no le extrañaron aquellas barricadas, Palo Gordo pertenece al municipio Cárdenas que es gobernado por un dirigente social cristiano y antichavista, así que era un calco de lo que la televisión mostraba del este de Caracas.
A las barricadas le siguieron las amenazas directas. "Hace tres meses que usan las redes sociales para decirnos a los chavistas que si íbamos a votar, nos mataban”, explica Claudia.
Pero a medida que se acercaba la fecha de la elección, la violencia virtual pasó al plano real. Utilizando bazucas de fabricación casera y armas de fuego de distintos calibres, los encapuchados lograron impedir que el material electoral llegara a la Escuela Bolivariana donde habitualmente funciona el centro de votación.
A las tres de la madrugada del domingo 30 de julio, aún los habitantes de Palo Gordo no sabían dónde, mucho menos si podrían ir a votar.
Claudia, que estuvo despierta desde las 3 de la madrugada, pasó esas horas cruzando mensajes de texto con otros compañeros y vecinos. "Unos preguntaban qué hacer, otros proponían juntarse, pero eran muchos los mensajes y no logramos acordar nada", recuerda.
La puerta
Afuera de su casa, brillaba el sol y abundaban voces que no lograba reconocer. Entonces Claudia atravesó la sala y cuando abrió la puerta que da a la calle principal de Palo Gordo, un grupo de abuelos, avanzaba por el asfalto. Uno de ellos le gritó: "vámonos a votar, pues".
"Amaneciendo fue que nos enteramos que el Teniente Oscar Álvarez, de la Guardia Nacional, había tomado el Coliseo, una instalación que administra la alcaldía para situar el centro de votación de contingencia".
Ella cree que la movilización de grandes grupos de personas de aquel pueblo fue algo espontáneo. "No tuvimos tiempo de planificarlo. Pero si los abuelos se habían decidido a llegar a pie al centro de votación, cómo no íbamos a ir los demás".
Claudia volvió sobre sus pasos dentro de la casa. Apuró a su esposo y a sus dos hijos que terminaban de vestirse.
Tomar la decisión era sólo el principio.
Ni las balas
Los primeros que salieron a votar fueron los que terminaron en el río huyendo de una balacera que les impidió el paso por la carretera.
El grupo donde iba Claudia y su familia sabiendo que más adelante, al bajar la "Cuesta del garzón", estaban las barricadas, comenzaron a apertrecharse con palos y piedras.
"Ya habíamos decidido ir a votar y esos 10 pendejos no lo iban a impedir", evoca la mujer.
Cuando estaban a 30 ó 40 metros de la barricada, los encapuchados mostraron sus armas y dispararon al aire, queriendo ahuyentar a los pobladores.
Entonces los hombres de Palo Gordo corrieron… pero hacia adelante. Los que dispararon se asustaron y emprendieron la retirada al ver que la gente no tenía miedo.
En medio de la escaramuza apareció un grupo de guardias nacionales a bordo de motocicletas y terminaron de conjurar la refriega.
Las mujeres quitaron las barricadas y media hora de caminata después, alcanzaron la autopista de Táriba y desembocaron en el Coliseo.
"Ahí estaba llegando a pie gente de varios pueblitos de la zona: Capachito, La Vega, Palo Gordo. Fue una alegría muy grande. Nos abrazamos, cantamos. Nos miramos a los ojos y usted no me creerá, era como ver los ojos de Chávez".
Claudia Torres es creyente, por eso agradece a Dios el momento de fortaleza que hizo a todo un pueblo enfrentarse a las balas, sin tener una sola arma.
Uno de los abuelos que llegó con ella al centro de votación, pidió un poco de silencio y apoyado en un bastón dijo a todos que no era exagerado considerar como una hazaña lo que habían hecho juntos.
Y como si supiera lo que iban a hacer, citó al Libertador Simón Bolívar: "para el logro del triunfo siempre ha sido indispensable pasar por la senda de los sacrificios".
El retorno
En el centro de votación, luego de la dura experiencia de la mañana, decidieron en asamblea organizar el regreso a casa. Otra hora y media de camino les esperaba y ya habían sido avisados que pretendían emboscarlos cerca del pueblo.
Esperaron a que el último habitante de Palo Gordo votara para emprender juntos camino a casa.
Lo que los guarimberos no esperaban, cuenta Claudia, "era que delante de nuestra marcha estuviesen los motorizados de la guardia nacional. Intentaron atacarnos, pero huyeron, y entramos victoriosos a la calle principal del pueblo".
Acoso
La casa de los Useche, ha sido punto de referencia del chavismo desde que la revolución bolivariana asumió el gobierno en 1999.
"Todos lo saben en este pueblo, pero también saben que en las 18 elecciones que hemos ganado, jamás los chavistas hemos agredido, ni insultado a ningún vecino, por adversario que sea. El día que la oposición ganó la Asamblea Nacional en 2015, casi me incendian la casa", asegura.
Cerca de las cinco de la tarde del domingo 30 de julio, la Guardia Nacional ya se había retirado del pueblo. A esa misma hora Claudia recibe una llamada de advertencia de un vecino.
"No salga de su casa. Hay como 8 tipos levantando una barricada", le dijo al teléfono.
La familia Useche Torres resguardó la puerta con lo que encontraron y se apertrecharon en la última habitación de la casa.
Desde afuera les gritaban constantemente que prenderían fuego a la casa, que los iban a matar más temprano que tarde.
"Esos tipos se turnaban, llegaban unos y se iban otros. Bebían mucho miche (licor de los andes venezolanos) y nos insultaban. Mi esposo y yo estábamos pendientes pero no hice más que rezar".
Hasta las dos de la madrugada, estuvieron frente a su casa. Antes de irse le escribieron dos mensajes amenazantes en las paredes, con grandes letras rojas: "maldita chavista de mierda" y también "la tenemos marcada con el 666".
La fuerza de una idea
El pueblo de Palo Gordo apenas el lunes 31 de julio  comenzó a enterarse que sus imágenes cruzando el río o caminando entre montañas para poder votar, le habían dado la vuelta al mundo, gracias a las redes sociales.
Ahora que a Claudia Torres y a otros habitantes del pueblo les llueven llamadas de felicitación y pedidos de entrevistas sólo está segura de algo: "nosotros no lo planificamos así. Hicimos lo que hicimos convencidos de que ir a votar era nuestra responsabilidad histórica. Eso sí, lo hicimos por amor a la Revolución Bolivariana".
Sólo pido una cosa
Claudia y su familia no se arrepienten ni de su militancia, ni de lo que hicieron el día de la elección constituyente. Pero no se siente segura. "Lo único que yo le pido al presidente Maduro es que nos reubique en otro lugar, porque nuestra vida corre peligro". Y ahora, más.

Ernesto J. Navarro

SMARTMATIC

1. Por qué una debe creer en la "información" que difunde Smartmatic según la cual al menos un millón de votantes serían falsos en la convocatoria a las elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente si NO dieron ni datos concretos para cantar fraude, si dirigieron su rueda de prensa a la audiencia internacional, si se negaron a cotejar su data con la del CNE, si se supone NO tienen manera de manejar la data porque NO estuvieron durante el conteo.
El argumento de Smartmatic más recurrente para hablar sobre fraude tiene que ver con la ausencia de factores de la oposición en el conteo. Ellos tampoco estuvieron. Además de que la mismo Tibisay Lucena denuncia el bloqueo de cuentas en EE.UU. a varios proveedores del CNE. Y, según he leído Smartmatic tiene negocios en varios países y en especial en EE.UU.
Hágase una simple pregunta ¿Cómo si el gobierno de USA (los lobby que hacen coalición en la Casa Blanca) presiona las salidas de los gobernantes que no le son útiles, cómo no va a presionar a una empresa?
PERO Y SOBRE TODAS LAS COSAS: SMARTMATIC NO ES EL CNE: Es apenas uno de los proveedores.
Lo que sí es que es una empresa a la que la oposición tildó siempre de fraudulenta, y que a partir de su asociación con George Soros (según informa el periodista Víctor Hugo Majano en su blog La tabla http://www.latabla.com/smartmatic-es-propiedad-de-george-soros-oficialmente-desde-2014/) a través de su operador británico, el lord británico Mark Malloch-Brown (promotor internacional del referendo revocatorio de Hugo Chávez), se convirtió en una referencia en la elaboración del hardware y también el software para procesos electorales bajo una campaña en la que se presumía de su origen “chavista”. Soros es un golpista reconocido, con mucho capital y con ideas neoliberales, que escuda bajo los eufemismos de “ayuda humanitaria” para intervenir en los países incómodos para los negocios de los dueños del mundo.

2. Por qué debe una dudar si personajes como Izarra, desde Alemania difunden la nota de una agencia que toma como base las declaraciones del CEO de Smartmatic Antonio Mugica, y luego la misma fuente que cita el exministro de comunicación le resta a los aproximadamente 7 millones de votantes (8 millones menos el "al menos 1 millón" que dice Mugica que manipuló el CNE) y los transforma en 3 millones 500 mil votantes ¿Qué clase de fuente es esa? En todo caso, un hombre de medios debe saber lo que está haciendo, Izarra opina y la única cosa por la que es importante su opinión es porque con ella se ubica del otro lado de la confrontación, donde se agendan conspiraciones, desconfianzas, etcétera.

Lo que no dice Izarra. Aunque no se trata del mensajero sino del mensaje. Según informaciones de la periodista Luisana Colomine, basadas en la rendición de cuentas del ex ministro, Izarra mantuvo negocios con Smartmatic durante sus administraciones en los cargos de Comunicación e Información, y también durante su paso por Turismo. “Y cuando estuvo en el Minci también los contrató para hacer mediciones de encendido de televisores (raiting) y Willian (Lara) descubrió sobreprecio”, agregó en una conversación a través de su cuenta en twitter @LuisanaC16.
(Sobre este caso en específico nos enteramos ahora. Pero sobre Izarra siempre advertimos y en consecuencia un grupo de periodistas fue objeto de persecución).

3. Debe hacerse una auditoría con factores "imparciales" (o por los menos mixtos: nacionales e internacionales) que permitan dilucidar frente a dos grande taludes de pueblo lo que realmente ocurrió.
Jorge Rodríguez ya las pidió, las auditorías para desmentir a Smartmatic. Miedo no parece tener, sino para qué (https://m.youtube.com/watch?v=QictvpZRLX8). Entiendo que Maduro también exigió auditorías al 100%.
El hecho de que Acción Democrática y Primero Justicia participen en las elecciones regionales venideras (y el “supercrítico” Nícmer Evans evalúe su apoyo a ciertos candidatos) de alguna manera avala la labor del CNE como ente rector y en consecuencia las recientes elecciones. Es normal que sus seguidores estén molestos, después de que literalmente pusieron los muertos (aunque hayan personas que fueron muertas que no expresaran su preferencia política en vida y los haya también identificados con el chavismo).

El CNE debe publicar los resultados electorales por mesa y hacer las auditorías cuanto antes para mantener en paz las calles. Nosotros, debemos aprender a dejar de llamarnos "mayoría", porque ni uno ni otros lo somos. Ni 8 millones ni 7 son mayoría. Juntos -la base chavista y la opositora- suman 13 millones de los 31 millones que habitamos este país. Juntos no somos ni el 50% del total, y sí, no estoy hablando del padrón electoral (19 millones, en el que por sí sola ninguna facción tampoco es mayoría).

4. Alguien nos está mintiendo. Y ya está bueno. Con esta vaina o se cae con los kilos Smartmatic, perdiendo todo tipo de credibilidad (cosa que no podrá resolver con una disculpa y que puede tener resuelta con una buena cantidad de dólares) lo mismo que la "credibilidad" en Izarra; o termina de desmoronarse el poco Estado que todavía se mantiene en pie.

5. Llama la atención que estas declaraciones se den a la par que el rector de opositor se pronuncia sobre las cifras, y cuando el gobierno de EE.UU. muestra interés en “dialogar” con el gobierno de Maduro y dice no reconocer ningún Estado paralelo en Venezuela. También llama la atención que las declaraciones de Mugica estén especialmente dirigidas a la opinión pública internacional, que el CEO se salte el paso de conversar con las autoridades electorales y se lance a la jauría mediática, desde Londres, desde donde por cierto el ex alcalde de esa ciudad, Ken Livingstone, señala que la crisis en Venezuela la provoca EE.UU.

¿Qué ganan los poderes electoral y ejecutivo falseando cifras y dejando su manipulación a merced de Smartmatic? ¿Tan ineficientes son?
Mientras escribo esto, el bloqueo financiero ya comenzó. Nada sale. Nada entra. Venezuela tiene el dinero para cancelar a sus acreedores, pero no los medios, la tranca es financiera ¿Cuánto nos costará, todavía más, levantarnos? 
¿Usted es chavista y duda de la cifra total? Tiene todo el derecho a sorprenderse porque la crisis nos ha jodido a todos (moral, política y económicamente), y se cumple aquella idea que circula según la cual “los chavistas piensan que todo el mundo es opositor, y los opositores piensan que todo el mundo es opositor”.
Al respecto de los más de 8 millones de votantes en la reciente consulta electoral por la ANC, Pablo Siris hace un análisis exhaustivo, que recomiendo lean en el siguiente link:
http://cajaderespuestas.blogspot.com/2017/08/analisis-numerico-derecha-nuevamente.html.

Desesperación


La determinación llevó a millones de personas a sortear obstáculos para poder ejercer pacíficamente su derecho al voto. Algunos tuvimos que salir con días de anticipación del secuestro al que nos sometieron los vecinos en nuestras propias casas. Nosotros después de decidir y partir en resguardo de nuestra familia al interior del país, fuimos informados de que en una vía —por la que pasamos frecuentemente y que acabábamos de tomar— fue regada con agua y aceite por miembros de la comunidad. Una vecina (de oposición) tuvo un accidente “casi fatal” según informaron a través del grupo de whatsapp. “Nos estamos jodiendo nosotros mismos”, decían, a lo que saltó uno que sin tapujos y remató “por ahí no pasan chavistas”. Es decir ¿si pasarán se justificaría un intento de asesinato? 
Lo he dicho y lo mantengo: a mí no me obligó el gobierno a votar. Lo hizo la oposición.
El domingo 30 de julio nos paramos tempranito. Después de ejercer sin inconvenientes mi derecho al voto, acompañamos mis dos pequeñas y yo a Ernesto hasta la Rinconada, a donde lo envió por contingencia el Consejo Nacional Electoral. Llegamos a las 10:00 AM y resolvimos el asunto hasta después de mediodía. Las colas eran kilométricas. Algunas llegaban hasta la panamericana y se devolvían, otras casi hasta la entrada en El Valle. La gente comentaba que aguantaba el sol inclemente, porque no podían devolverse a sus casas con la cabeza gacha. Más que celebración, se respiraba mucha dignidad y las ganas de discutir la torsión de un modelo de país que no está funcionando ¿Cómo siendo poder y gobierno, debían esconderse para votar?

En su acostumbrada columna, Luis Britto García recuerda un capítulo de la cinta El nacimiento de una nación, que recapitula un momento de la historia de EE.UU. cuando los esclavos liberados pretendían postularse como candidatos a  cargos representativos y los “amitos” decidieron disfrazarse de fantasmas para impedirlo, asistiendo al nacimiento del Ku Klux Klan. El ejército de encapuchados, jinetes blancos (por dentro y por fuera) rodeaba las covachas de los afrodescendientes del sur de EE.UU. y les impedían salir a votar. Entonces había “nacido la nación: la del prejuicio, el racismo, la intolerancia”. En la “evolución” de esa agrupación practicaron las hogueras donde quemaron a personas vivas, y también los linchamientos, hasta suprimir (ideológicamente para su organización) cada rasgo de humanidad en el oponente racial, político y justificar sus homicidios.
¿Qué lleva a nuestros vecinos a querer eliminarnos? La misma fuerza que saca a hombres y mujeres de sus montañas hasta los centros electorales, la de que reconozcamos que existen.
Hay quienes se burlan de unos y otros por la cantidad de votantes que asistieron a la consulta popular hecha por la oposición el 16-J (y hay que decirlo: inauditable y sospechosa por la quema de su material electoral y la totalización de votos y no de votantes) y están los que hacen lo propio con la cantidad de votantes que salieron el 30-J por el chavismo (porque según el contexto histórico no da para esos números).
En San Antonio votaron opositores, según miembros de mesas electorales que reconocieron en sus vecinos sus preferencias políticas. San Antonio, el bastión de La Resistencia. Lo mismo en el barrio donde me crié, bajaron por lo menos 9 vecinos opositores a ejercer su derecho. En el mismo lugar, en horas de la tarde, algunos lanzaron piedras contra el centro electoral donde votamos. Tenían mucha rabia. En el Poliedro de Caracas observé con asombro algunos ex compañeros de clases enconadamente antichavistas eligiendo la conformación de una Asamblea Nacional Constituyente, como mecanismo para detener la violencia. Hubo denuncias según las cuales se obligó a algunos a votar. Esa práctica es condenable y denunciable. Yo, no conozco ningún caso, pero mi ombligo me permite creer que todo es posible.
De todas partes nos llegaron testimonios. En Táchira cruzaban El Torbes. En Mérida abrían la montaña en dos. La GNB custodiaba a grupos de votantes, los rodeaban y llevaban hasta los centros electorales. Comunidades rurales que llegaban en barco. Personas con discapacidad, viejitas y viejitos, muy viejitas y muy viejitos. Casos en los que la voluntad emociona y de los que es casi imposible advertir amenaza para que voten. “A mí el que me amenazó fue mi vecino, pero para que no votara”, explicaba un señor a las cámaras de VTV.

Durante nuestra estadía en el Poliedro conversé con Nicanor Moscoso, presidente del Consejo de Expertos Electorales en Latinoamérica (Ceela) y ex presidente del Tribunal Electoral de Ecuador, y con Guillermo Reyes, miembro de la Ceela y también ex presidente del Consejo Nacional Electoral colombiano. “No somos ni Correistas ni chavistas, más bien somos representantes de partidos de derecha en nuestros países”, me dijo uno. Estaban impresionados. Acababan de llegar de “un urbanismo hecho por el gobierno para la gente pobre” en el que los habitantes aguardaba en sus “impresionantes filas para votar”, cuando hacerlo no es obligatorio. “En Ecuador sí”, y en naciones como Colombia donde la abstención en los procesos electorales ronda el 60% se estudia hacerlo forzoso. “Esto debe consolidar la paz, estas imágenes son inocultables”, me quería hacer entender Moscoso toda vez que los medios no transmitían el proceso electoral que reunió a millones de personas y la prohibición de la incursión de periodistas en los centros electorales tampoco ayudaba (por las razones de seguridad que fueran). Los observadores estaban al tanto de las sanciones internacionales, de las amenazas contra los votantes y se apresuraron en comparar los votantes visiblemente de clases sociales bajas (en los urbanismos que visitaron) con los del Poliedro “no son los mismos”, decían “y están de acuerdo”. “No estarán todos en sintonía con las políticas del presidente, pero en esta reunión lo están con una alternativa electoral” me llegó a decir el colombiano.
Yo le dije que en algo todos (opositores, chavistas, los que no son ni una cosa ni otra sino todo lo contrario) estamos de acuerdo: estamos DESESPERADOS porque el otro nos reconozca, porque el otro sepa que existimos y tenemos voz y también VOTO.

No estoy siendo poética ni jipi ni comeflor por apostar a la paz, estoy siendo realista, lo otro es surreal: la muerte, el fascismo, la guerra, nuestra desaparición y la suya.
En el video, estas mujeres recorren los caminos literalmente verdes de una montaña en el Táchira, para poder llegar a su casa después de atravesar el río Torbes hasta alcanzar su centro electoral porque algunos opositores les impedían el paso ¿lo harían por una bolsa de comida? ¿Usted las va a desconocer? ¿Se atreverá a decir que no existen? Si así fuera, entonces tenga las bolas para reconocer también que está inaugurando El nacimiento de una nación.

jueves, 27 de julio de 2017

¿PARA QUÉ CRIA USTED A SUS HIJOS?

 A mí mi madre no me crió para socialista, anarquista, o capitalista. Mi mamá eso sí, me educó con el ejemplo de enseñar a leer y a escribir en comunidades pobres, a cambio de naranjas o cambures. Su ejemplo me formó más que sus opiniones e ideas políticas. No votaba mamá por los comunistas. A la sazón, en casa no sabíamos qué era la izquierda más allá de las canciones de Ali y su preferencia por José Vicente Rangel. Eso sí, pueblo fuimos y seguimos siendo ¿Qué determinó la formación de nuestras ideas políticas? ¿Qué hizo de izquierda a la mayor parte de los miembros de mi núcleo familiar? Hubo una serie de hechos históricos que nos marcaron, tuvimos hambre y sufrimos la pobreza. Y ese es el más importante factor. No podíamos estar del lado del enemigo que nos mataba. En mi hermano mayor y en mí esto abrió surcos: lo que tenemos no es nuestro, sino de quien lo necesite. Asumimos lo que los estudiosos llaman conciencia de clase (con nuestras contradicciones, claro), y me perdonan la autoreferencia, pero creo que somos uno de los millones de ejemplos de la familia marginal de la Venezuela cuartorepublicana.
¿Cómo se instala en el subconsciente la pobreza? ¿A qué ideas responden los recuerdos?

miércoles, 26 de julio de 2017

NUMERITOS


Los más avezados analistas, profesores y lumbreras, se atreven a vaticinar la cantidad de venezolanos que han de votar el domingo 30 de julio por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC). Para algunos, la cifra no debe alcanzar la del plebiscito y menos superarla, lo que para ellos significaría fraude. Como si los números del plebiscito se pudieran verificar (2.395.390 votantes) y por tanto su totalidad (7.186.170 votos) fuera certera y además se estableciera como la contraparte de una elección que no pretende la competencia entre fuerzas ideológicamente contrarias (ANC). Ambas consultas persiguen objetivos disímiles y se dan bajo circunstancias técnicas diametralmente opuestas.
La gente bien que se ha propuesto “evitar” el voto del común este domingo, bajo amenazas de muerte, es la misma que los “conmina” a los simpatizantes de la ANC a sublevarse contra el gobierno. Esa aparente contradicción deja al descubierto una forma de hacer política a la fuerza: a la fuerza realizan las protestas, a la fuerza trancan las vías a sus vecinos, a la fuerza recurren al plebiscito, a la fuerza queman sus votos y a la gente que piensa distinto, y a la fuerza quieren impedir el ejercicio electoral para seleccionar a los constituyentitas ¿El ejercicio de la “política” a la fuerza no es equivalente a la dictadura? 

lunes, 24 de julio de 2017

SUSANITO

El personaje que más le gusta de Mafalda a su creador, Joaquín Lavado Quino, es Manolito, porque según sus declaraciones a una radio argentina le recuerda a un almacenero de Santelmo. “Yo era muy amigo con el hijo de este hombre, sólo que su hijo quería ser periodista y el padre le decía que no, que tenía que ser panadero como él”. La periodista le pregunta que qué terminó siendo, a lo que el dibujante le respondió “desaparecido, lamentablemente”.
Luego, cómo puede lavarse las manos al decir que el hijo de ese sistema represivo, el presidente en cuyo mandato se intenta liberar a represores de la dictadura, que desaparecieron a su amigo cuyo padre inspira el personaje que creó y que más “simpático” le cae, que todo con él bien, que Mafalda estaría bien con Macri, pero preocupada con Trump ¿Alguien me explica?
¿Se parece más al papá de su amigo que a su amigo? ¿Va a terminar siendo un Susanito?

domingo, 23 de julio de 2017

PON 81

El despertarPor Alejandra Pizarnik (Argentina)

Señor
La jaula se ha vuelto pájaro
y se ha volado
y mi corazón está loco
porque aúlla a la muerte
y sonríe detrás del viento
a mis delirios
Qué haré con el miedo
Qué haré con el miedo
Ya no baila la luz en mi sonrisa
ni las estaciones queman palomas en mis ideas
Mis manos se han desnudado
y se han ido donde la muerte
enseña a vivir a los muertos
Señor
El aire me castiga el ser
Detrás del aire hay monstruos
que beben de mi sangre
Es el desastre
Es la hora del vacío no vacío
Es el instante de poner cerrojo a los labios
oír a los condenados gritar
contemplar a cada uno de mis nombres
ahorcados en la nada.
Señor
Tengo veinte años
También mis ojos tienen veinte años
y sin embargo no dicen nada
Señor
He consumado mi vida en un instante
La última inocencia estalló
Ahora es nunca o jamás
o simplemente fue
¿Cómo no me suicido frente a un espejo
y desaparezco para reaparecer en el mar
donde un gran barco me esperaría
con las luces encendidas?
¿Cómo no me extraigo las venas
y hago con ellas una escala
para huir al otro lado de la noche?
El principio ha dado a luz el final
Todo continuará igual
Las sonrisas gastadas
El interés interesado
Las preguntas de piedra en piedra
Las gesticulaciones que remedan amor
Todo continuará igual
Pero mis brazos insisten en abrazar al mundo
porque aún no les enseñaron
que ya es demasiado tarde
Señor
Arroja los féretros de mi sangre
Recuerdo mi niñez
cuando yo era una anciana
Las flores morían en mis manos
porque la danza salvaje de la alegría
les destruía el corazón
Recuerdo las negras mañanas de sol
cuando era niña
es decir ayer
es decir hace siglos
Señor
La jaula se ha vuelto pájaro
y ha devorado mis esperanzas
Señor
La jaula se ha vuelto pájaro
Qué haré con el miedo.

viernes, 21 de julio de 2017

EL TRÍO TERNURA


Si una tuviera que repetir esta historia ¿a qué poetas reuniría, dónde y por qué?
Esto ocurrió en enero de 1938. El Ministerio de Educación organizó un Curso suramericano de vacaciones en la Universidad de Montevideo en el que recibió a Gabriela Mistral desde Chile, también a Alfonsina Storni que venía de Argentina, y como anfitriona a la uruguaya Juana de Ibarbourou. Entre los asistentes estuvo Idea Vilariño.
Para Cixous y Clément: “la poesía existe sólo sacando fuerzas del inconsciente, y el inconsciente, el otro país sin límites, es donde sobrevive la mujer reprimida”.
Juana en su discurso "Casi en pantuflas", definió al poeta como un hombre, al que la gente hace santo, sin serlo: “se llame Wilde, o Verlaine, o Darío, o Baudelaire, o Rimbaud o D´Annunzio y sea un vagabundo, un vicioso, un bebedor, un ególatra. Lo mismo es para la humanidad reverente, y lo mismo, sobre todas las brumas, triunfa su llama”.
La poesía femenina, en ella, se ejercía en la simpleza, en la cotidianidad. Y eso, para el imaginario pudiera ser descorazonador: "Yo sé que voy a decepcionar a muchos lectores desconocidos de esta inevitable –¡ay, sí, inevitable!– confidencia de hoy. Decirles que no uso vestiduras flotantes, ni luces veladas, ni lámparas de oro, ni divanes cubiertos con pétalos de rosas...., o rizadas violetas, según la estación, es tal vez un desafío que puede costarme caro. Decir que mi torre de marfil es una amable habitación querida, en lo alto de mi casa, con dos grandes ventanas abiertas a la vida, al mar, a un paisaje terrestre lleno de árboles y de viviendas pobres, quizá no sea hábil".

jueves, 20 de julio de 2017

IMPOSIBLE

No tengo necesidad de que pensemos igual, de que comulgue con mis ideas políticas. Después de todo, la sombra hace posible la luz. Pero no sé cómo aceptar que no condene los asesinatos de odio, y sus intentos, en los que se queman a personas vivas por pensar distinto.
Hacerse el loco (o la loca) y utilizar la muerte de manera selectiva de seres humanos que caen en medio del conflicto entre poderosos, para hacer propaganda, en qué no lugar le coloca.
Yo, desde mi pequeñez, me declaro en contra de cualquier violación a la vida, de donde venga, de quienes se origine. Pero si usted y yo nos unimos por la vida, capaz podamos parar la guerra y su apocalipsis inminente.
Si usted está afuera y lo mismo hace apología a la muerte con los que vivimos de este lado de la trinchera, resérvese las arengas hasta que viva en carne propia ésta la verdadera resistencia: saltarse el dolor y enseñar la vida, trabajar, caminar hasta lograr la redondez de una arepa, enseñar a leer no sólo las letras sino las formas del cielo, a mantenerse en la idea tanto como en su cuerpo, a criar en el respeto, a bailar con los agudos de las cacerolas, a diferenciar los pájaros de los gusanos de las ramas del aire.
A usted que cree conocerme y me encasilla, a usted que me descose, a usted que me odia pero poquito pero en silencio pero "ella no es como el resto"... Yo no soy peor ni mejor que usted pero quiero ser con usted.
Yo soy como el resto y eso me hace combustible para su guerra. Y aunque nos quemen a todos se le está haciendo imposible ver la luz.

domingo, 16 de julio de 2017

PON 80


Los héroes (frag.)
Por Thomas Carlyle (Escocia)

El árbol de Igdrásil florece y se marchita por sus propias leyes, demasiado profundas para que las escrutemos. Y, no obstante, florece y se marchita, y cada una de sus ramas y cada una de sus hojas están allí por leyes fijas y eternas; pero nunca falta un Thomas Lucy que llegue a la hora señalada y convenida. Cosa curiosa e insuficientemente considerada: como todas las cosas cooperan con el todo, sin que ni una hoja desprendida del árbol y pudriéndose por los senderos deje de formar indisoluble parte de los sistema solar y estelario, no hay tampoco pensamiento, palabra ni humana acción que no provenga de todos los demás hombres y que no trabaje influyendo más o menos tarde, de un modo conocido o desconocidamente, sobre los demás hombres. Podemos comparar la cosa a un árbol: la circulación de la savia y demás influencias, la mutua combinación de la hoja más indiferente con la fibra más íntima de una raíz con todas y cada una de las demás partes grandes y pequeñas del todo. El árbol Igdrásil tiene sus raíces en lo más profundo de los reinos de Hela y de la Muerte, y extiende sus ramas levantándolas a lo alto del cielo.

domingo, 9 de julio de 2017

Detienen en Valencia a nieto de cacica yukpa


Luis Emiro González Fernández, nieto de la cacica yukpa Carmen “Anita” Fernández, fue detenido el sábado 8 de julio a las 10:00 AM en el terminal de Valencia, por miembros de PoliCarabobo. Es la segunda detención que se practica contra un miembro de esa comunidad indígena en menos de una semana.
Luis Emiro se trasladaba desde el Estado Bolívar hacia La Sierra de Perijá, a donde lleva dinero de su trabajo en una finca, para colaborar con su familia. El acoso de los ganaderos de Machiques contra los Fernández ha dado muerte a dos de los quince hijos de Carmen y a un sobrino.
“La situación económica nos obliga a sembrar no a luchar”, explica Ana Fernández, tía de Luis Emiro e hija de la cacica yukpa. Por eso les sorprende la detención. No tiene claro la causa, pero no duda en apuntar a los ganaderos. Son sus principales enemigos.
Al joven yukpa de 21 años, lo detuvieron “porque estaba solicitado, según el sistema”, informa uno de los oficiales que lo custodia, “pero en su solicitud no se explica por qué es requerido por la justicia”. Hoy domingo lo presentarán en Tribunales. Los oficiales piden a la familia Fernández trasladarse hasta la sede de la Policía de Machiques para averiguar sobre los motivos de la detención.
El martes 4 de julio en Caracas también fue apresado Samuel Romero, hijo del cacique Sabino Romero, y puesto en libertad la madrugada del jueves 6. Los cargos contra Romero siguen intactos y su situación judicial no se resuelve, por lo que su detención podría repetirse. Lo denuncian los mismos autores intelectuales del sicariato contra su padre, los hermanos y el sobrino de Carmen Fernández, también prima de Sabino Romero.
La comunidad yukpa es acosada y exterminada por su resistencia de ser despojados de sus tierras, blanco de la ganadería de engorde (que es trasladada hacia Colombia) el paramilitarismo y la minería.


PON 79


Principio y fin
Por Wislawa Szymborska (Polonia)

Después de cada guerra
alguien tiene que limpiar.
No se van a ordenar solas las cosas,
digo yo.
Alguien debe echar los escombros
a la cuneta
para que puedan pasar
los carros llenos de cadáveres.
Alguien debe meterse
entre el barro, las cenizas,
los muelles de los sofás,
las astillas de cristal
y los trapos sangrientos.
Alguien tiene que arrastrar una viga
para apuntalar un muro,
alguien ha de poner un vidrio en la ventana
y la puerta en sus goznes.
Eso tiene poco de fotogénico
y requiere años.
Todas las cámaras se han ido ya
a otra guerra.
A reconstruir puentes
y estaciones de nuevo.
Las mangas quedarán hechas jirones
de tanto arremangarse.
Alguien con la escoba en las manos
recordará todavía cómo fue.
Alguien escuchará
asintiendo con la cabeza en su sitio.
Pero a su alrededor
empezará a haber algunos
a quienes les aburra.
Todavía habrá quien a veces
encuentre entre hierbajos
argumentos mordidos por la herrumbre,
y los lleve al montón de la basura.
Aquellos que sabían
de qué iba aquí la cosa
tendrán que dejar su lugar
a los que saben poco.
Y menos que poco.
E incluso prácticamente nada.
En la hierba que cubra
causas y consecuencias
seguro que habrá alguien tumbado,
con una espiga entre los dientes,
mirando las nubes.

jueves, 6 de julio de 2017

Detiene en Caracas al hijo de Sabino Romero


La tarde del martes 4 de julio, fue detenido en Quinta Crespo Samuel Romero, hijo del cacique Sabino Romero. El joven se encuentra en Caracas trabajando en un proyecto de la Universidad Nacional Experimental Indígena del Tauca. La denuncia la hace pública Hernán González, secretario general y docente de la universidad.

“Regresaba ayer a mediodía de una diligencia académica, venía de Capitolio al Paraíso. A la altura de Mercado Quinta Crespo lo detienen, después de revisar su cédula en el sistema. Él pudo avisar a las oficinas de la universidad. Un grupo de docentes nos trasladamos hasta la sede de Policaracas ubicada en la Cota 905, donde no nos permitieron verlo”.
Hoy, a las 9:00 AM lo trasladaron junto a otros reclusos a los tribunales, lugar en el que González lo pudo distinguir. “Estaba enérgico, pese a las condiciones de mucha hostilidad a la que se enfrenta”, informa. A las 7:00 PM lo regresaron a la sede de Policaracas, donde se mantiene bajo detención.
Le dictaron privativa de libertad. Y, aunque no les informan a sus responsables en Caracas los motivos por los cuales se le apresa, pudieron conocer de manera extraoficial que Samuel Romero estaba solicitado “por denuncias de ganaderos de Machiques, contra el joven”.

Romero tiene 26 años de edad, y estaría iniciando su trabajo final de grado, para obtener la Licenciatura en Planificación Intercultural. “Se encuentra en Caracas definiendo cuál será su tesis, si Agrocultura yukpa, o Jurisdicción indígena yukpa”. En la capital se asesora y pernocta en la sede de la universidad (cuya sede principal se halla en el Estado Bolívar). “Cuando entran en trabajo de tesis pasan tiempo en Caracas. Se acompañan de científicos del Instituto Venezolana de Investigaciones Científicas –IVIC-“, de cuyas voces también se prenden las alarmas por la detención de Samuel Romero.

La situación socioeconómica de la familia Romero es trágica, están aislados y violentados por los ganaderos y sus sicarios (civiles y militares). La noche del 3 de marzo de 2013 un grupo de matones acabó con la vida del líder de la resistencia yukpa, Sabino Romero Izarra. Desde entonces, los reportes de detenciones arbitrarias, intentos de violación a las mujeres de la comunidad, denuncias de desnutrición, desamparo, pérdida de sus cosechas, son hechos reiterativos. Recientemente, en abril, tirotearon al hermano menor de Samuel Romero. El “pecado” sigue siendo su resistencia a dejarse robar sus tierras ancestrales, y su muy enérgica lucha contra los proyectos mineros en la Sierra de Perijá.

Los responsables de la detención de Samuel Romero son los mismos autores intelectuales de la muerte de su padre, a quienes el Ministerio Público se negó a investigar y condenar, después de la encarcelación de los autores materiales.

domingo, 2 de julio de 2017

PON 78


A los hombres futuros (frag.)
Por Bertolt Brech (Alemania)

Vosotros, que surgiréis del marasmo 
en el que nosotros nos hemos hundido,        
cuando habléis de nuestras debilidades,        
pensad también en los tiempos sombríos      
de los que os habéis escapado.          

Cambiábamos de país como de zapatos        
a través de las guerras de clases, y nos desesperábamos       
donde sólo había injusticia y nadie se alzaba contra ella.
Y, sin embargo, sabíamos      
que también el odio contra la bajeza 
desfigura la cara.        
También la ira contra la injusticia      
pone ronca la voz. Desgraciadamente, nosotros,       
que queríamos preparar el camino para la amabilidad          
no pudimos ser amables.       
Pero vosotros, cuando lleguen los tiempos    
en que el hombre sea amigo del hombre,      
pensad en nosotros    
con indulgencia.


La belleza del mundo (frag.)
Por Simone Weil (Francia)

El amor carnal en todas sus formas tiene por objeto la belleza del mundo. Muy a menudo también en la búsqueda del placer carnal los dos movimientos se combinan, el movimiento de correr hacia la belleza pura y el movimiento de huir lejos de ella en una confusión indiscernible. Si el amor carnal en todos los niveles se dirige más o menos a la belleza –y las excepciones no son más que aparentes- es porque la belleza en un ser humano hace de él por la imaginación algo equivalente al orden del mundo. El amor que se dirige al espectáculo de los cielos, las llanuras, el mar, las montañas, el silencio de la naturaleza que se hace sentir en mil leves sonidos, al soplo de los vientos, al calor del sol, ese amor que todo ser humano presiente al menos vagamente en un momento, es un amor incompleto, doloroso, porque se dirige a cosas incapaces de responder a la materia. Los hombres desean trasladar ese mismo amor a un ser que sea su semejante, capaz de responder a su amor, de decir sí, de entregarse. El sentimiento de la belleza que a veces está ligada a un aspecto particular de un ser humano hace posible esa transferencia, al menos de manera ilusoria. Pero la belleza del mundo, la belleza universal, es el objeto de ese deseo.

domingo, 25 de junio de 2017

PON 77

Solicitada (frag.)
Por Paco Urondo * (Argentina)
Ya no soy
de aquí: apenas me siento una memoria
de paso.
Mi confianza se apoya en el profundo desprecio
por este mundo desgraciado. Le daré
la vida para que nada siga como está
* Poeta acribillado por el ejército en Buenos Aires durante la dictadura Argentina, a los 46 años de edad.

Taberna (frag.)
Por Roque Dalton * (El Salvador)
No busques otro camino, loco,
cuando ha pasado la época heroica en un país que hizo su revolución,
la conducta revolucionaria
está cerca de este lindo cinismo
de bases tan exquisitas:
palabras, palabras, palabras.
Excluida toda posibilidad de terminar con las manos callosas,
claro está,
o el corazón calloso, o el cerebro.
(…)
Ironizar sobre el socialismo
parece ser aquí un buen digestivo,
pero te juro que en mi país
primero hay que conseguirse la cena.
* Poeta fusilado de un tiro en la cabeza por sus compañeros de la guerrilla.

miércoles, 21 de junio de 2017

Gastronauta 123: Roque


No es hora de poesía, Roque
de eso no se vive
se malvive
Con eso no se hacen las revoluciones
los cañones te apuntarán
a ti, el pendejo
Y el círculo
la cabeza de la bala
te descabezará
En la noche
en la espesura del hombre
esa bala tendrá más poesía
que gobierno
No trates de conseguirte en una mariposa
la madre de la rabia
es la vida
no la muerte
Y qué es la poesía
por qué merece una bala en la cabeza
es la poesía esa bala
Escribirán de ti los libros
y lloraré sobre el mar
hasta engrosar
El poema del vigilante 357
que te guarda en un bolsillo
su pedazo de muerte
No hay Salvador
toda Latinoamérica toda
es un paisito
cuando te mata
cuando te mata
cuando te mata
quien te mata
para volver a empezar
la burocracia
las oficinas de la cólera
a las palabras se les teme como se le teme a la bala
El poeta no duerme Roque
porque en el sueño recoge la memoria
y enerva las mareas
Los científicos de hoy comprueban que las plantas
huelen
escuchan
ven
se comunican
y las matan
Pero hay quien las cultiva
y los árboles viven cientos de años
y nos hinchan los pulmones
para que la circunferencia de una bala
nos desinfle los ojos
y la noche sea eterna
la noche que
huele
escucha
ve
un insecto con vocación de rezo
borroso
con urgencia
sin uñas
Comunista
Anarquista
Indisciplinado
Pequeñobú
Troskista
Agente de la CIA
Agente cubano
Jugador juguete
Fue un error matarte
y hubiese sido un error dejarte mirarlos
cómo se puede vivir con tus ojos
la malapalabra
los nombres de las prostitutas, Roque
quién los quiere
los nombres de guerra
Me dicen que no es hora de poesía
porque están los que creen en la poesía del embeleso
y los fiscales de lo correcto
el homeópata que no lee lo que no rime
mi padre cuenta dinero y no lee menudencias
habrá una bala para mí
en mi insignificancia
y nadie me habrá leído, hombre
seguiremos siendo pobres
y así lo preferimos
no habrá premios
y no los queremos
tampoco alabanzas
una bala sí
A este texto nadie lo querrá
será huérfano
y así tiene que ser
porque yo no quiero enamorar a nadie
y no es mi turno para ofender
la oscuridad donde el mar es la sombra
hasta en el día
Que nos salven los terremotos
los pies del pueblo contra los poderosos
Dios que los mueve
la suerte que termina siendo Dios
la sonrisa que nos salva
de los odiosos mamaguevos
que nos piden poesía a cambio de un país
primavera donde siempre la hubo
los policías que corren a salvarnos
y terminan por arrojarnos desde la ventana
contra la flores
el arrecife de los peces en la tierra
A los que dicen que no podemos escribir
porque a nuestra facción se le ahogaron las palabras
me gustaría enumerarle algunas
casa
madre
aire agua
altar
vientre
cielo
risa
súcubo
fuego
país
mierda
propiedad
privada
manos
maíz
hambre
bala
No me acuse de matarle
a usted
nudo
rabia
tristeza
cada uno es responsable de su muerte
y de la muerte de todos es responsable el poder
y yo no tengo más poder que usted
ni más palabras que usted
ni siquiera una piel sobre la piel
tampoco el fuego hipnótico
estoy tan despojada del hoy como todos
un tomate
la mitad de una cebolla
un poco de arroz
y lo que realmente falta muere
el espíritu
la fuerza
la belleza
No me confunda con los verdugos
y déjame dormir
que a la bala la parí pronto
no hay delito en correr
hacia al final
más rápido
que el miedo
Y no es el enemigo el signo
la caja
son los compañeros
la condena
el círculo que se apaga
Vengan pues
amigos y enemigos
a la casa
a incendiar la palabra
disciplinados
vengan jueces
gallos a cantar en la noche
a la luz
a picotear mi cuerpo
insecto
No olviden cerrar la puerta.