viernes, 31 de marzo de 2017

PON 66



POEMA POR LA FALTA DE MI MADRE
Por Martha Kornblith (Perú)

Madre
ahora que tu espíritu
ya no recorre esta casa
que además ya no es la tuya
porque ahora el resentimiento
se mide en metros cuadrados
y jugamos a la herencia
como chivos expiatorios
esperando ansiosamente
la hora del monopolio.
Madre
ahora que ya no soporto
el desorden de las mañanas
la rigidez de los desayunos sola
sola,
cuando no encuentro los pares
de medias
y mis camisas están arrugadas
sola, cuando hay agua fría
en el calentador
sola,
cuando nos acompañábamos
con inocencia los sábados en la tarde
y que ahora parecen tan ajenos.
Madre
te he confesado que además de
haber enterredo a la muñeca
no he cumplido con tus aspiraciones
de buena ama de casa, madre del hogar,
hijos, nietos, etc.
que me convertí en poeta
que es lo mismo que decir
en poeta suicida
y que por eso
juego y seduzco a la muerte
todas las noches.
Madre
he de confesarte
que sola
ahora, apenas
persigo cucarachas,
persigo cucarachas
persigo cucarachas,
persigo cucarachas

EL AMOR DEL LOBO Y OTROS REMORDIMIENTOS
Por Hélène Cixous (Francia)
“Para nosotros, comer y ser comidos pertenece al terrible secreto del amor. Sólo queremos a la persona que podemos devorar. A la persona que amamos sólo soñamos en comérnosla. Es una historia bellísima, la del propio tormento. Porque amar es querer y poder comer y detenerse en el límite. En el mínimo latido entre el brinco y el acecho brota el miedo. El brinco estaba ya en los aires. El corazón se detiene. El corazón arranca de nuevo. Todo en el amor está vuelto hacia esta absorción. Al mismo tiempo, el verdadero amor es un no-tocar, pero casi-tocar de todos modos. Devórame, amor mío, de lo contrario te devoraré. El miedo a comer, el miedo de lo comible, el miedo de aquél de ambos que se siente amado, deseado, que quiere ser amado, deseado, que desea ser deseado, que sabe que no hay mayor prueba de amor que el apetito del otro, que se muere de ganas de ser comido y se muere de miedo ante la idea de ser comido, que dice o no dice, pero significa: te lo suplico, devórame. Quiéreme hasta el tuétano. Y sin embargo arréglatelas para dejarme vivir. Pero a menudo se transpone, porque se sabe que el otro no devorará finalmente, y se dice: muérdeme. Firma mi muerte con tus dientes.”
ANTÍGONAS GONZÁLEZ (frag.)
Por Sara Uribe (México)
: En su sueño, para llegar a Tebas, la ciudad abismo,
tenía que atravesar una estancia llena de grandes
vasos de vidrio muy diáfanos que apenas se veían.
Estaba obligada a pasar entre ellos sin quebrar ninguno, sin hacerlos temblar.
: Y así lo hacía. Nunca quebró ningún vaso.
: Nunca atravesó el umbral.
Trino:
Algo se pierde y algo se gana cuando la tierra recibe las heridas del cielo. —@Moncadadiana ~ «Cuerpo crepuscular» (2015)


jueves, 30 de marzo de 2017

Memorando 010 Manual para comer a un hombre


Por Indira Carpio Olivo

Cuando el hombre sea mujer, la mujer hombre, los dos uno y lo de arriba igual a lo de abajo, se habrá consumado el misterio”. Texto agnóstico

Para comerse al hombre
hay que pasarlo por agua tibia
blanquearlo
desmenuzar la granada
y vaciar de rojo
la roja fosa de sus dientes
Para comerse al hombre
hay que dejar que mastique
y cuando su fruta
se disponga sobre el diafragma
plato sobre la mesa
hincarle el colmillo
Ladear la cabeza
lamer la ramificación
donde respiran los huesos
colar las espinas
enjuagar la sangre
enderezar la frente
Para comerse al hombre
se debe ayunar
en luna nueva
remojar a la bestia
ahuyentar el miedo
la historia
Si se cierran las ventanas
el último hilo de aire
se concentra sobre la boca
hasta que se quiebran las venas
y la piel vuelve
a ser vitrina para las moscas
Para comerse al hombre
hay que exhumar a los gusanos
y devolverlos al pecho
de madera
los ojos en los troncos
la concentración de suelo y cielo
En el cuerpo del hombre
las vísceras se pudren
si las soplas
pero si las miras
vuelven a latir
como si no estuviesen abiertas
El cuerpo del hombre contiene
el cuerpo de la hembra
y el de la hembra lo habita todo
ambos de pie barlovento sotavento
espalda y plexo acoplados
astro magenta
No te comas la piel femenina
o estarás masticando antiguas raíces
a la mujer no se la come
de ella nacen los ríos
y de los ríos la sangre
con los ríos sus piedras
La piel del hombre es gruesa
y pantanosa
dentada
sabrás cuál es la piel de la mujer
de pliegues transparentes
y vísceras rojas y punzantes
En qué se diferencia
el corazón de un hombre
al vientre materno
en qué se diferencia la diástole
del vacío
cuáles son los cueros que mueren en silencio
Los antiguos se robaban el sol
antes de comerse al hombre
colgaban del cuello el chinchorro
y se mecían con el resuello
de la súplica
el lamento del hombre que se sabe muerto
Para comerse al hombre
la mujer cambió el sexo de las palabras
la niña se cagó en los colores
el perro dejó de ser el mejor amigo
de las armas brotaron las ramas
y en el ombligo creció un apamate
Para comerse al hombre
separar el ácido de las bilis
filtrar el veneno
en la carne
escindir los vasos
y cristalizar la grasa
La marea del apocalipsis crece
en los huesos de la pelvis
del primer hombre
un imbécil “apolítico”
que está más interesado en coger
que en ser comido
Comer un hombre a la semana
uno al día
no comer nada
o que la nada se coma al hombre
la nada devorada muerta en combate
sin epitafio
Para comerse al hombre
hay que dejarse matar
ahogarse entre los dientes de la granada
en la sangre de la granada
la carne el desierto los espacios
entre semilla y semilla
Qué es el cuerpo del hombre
sino un bloque de agua
en cuyo continente ondula la flor
del que se aferran las orillas
el cuerpo con el que baila
la saliva
El cuerpo
masculino
descalzo
desnudo
ciego
pétreo
Para comerse al hombre
hay que cantar
en su casa
anidar
en su boca
volver a caminar juntos







martes, 28 de marzo de 2017

Gastronauta 112: Capitalismo-transformer



¿A quién se le ha criado para ser economista? Fuera de una familia de tradición, a nadie ¿Quién entiende sin mucha explicación qué carajo hacen con la economía “los que saben”? Todo tiene sentido cuando hacen una mierda y una queda como pajarito en grama.
Por ejemplo, no hay que ser Marx para saber que lo que hacen en Venezuela no se parece “pero ni tantito así” al socialismo. El socialismo es la fase previa al comunismo, en la que el Estado se hace de la fuerza política necesaria para colocar en manos del común los medios de producción y el fruto de su fuerza de trabajo.
Que alguien se siente a explicarme cómo se redefine el “socialismo” en la invitación que hace el presidente Nicolás Maduro, después de declarar la muerte del capitalismo, a la transnacional Exxon Mobil a trabajar “dentro de las leyes” en Venezuela (http://contrapunto.com/noticia/maduro-clausura-la-expo-venezuela-potencia-128496/). Misma convocatoria que extiende a otros empresarios extranjeros que quieran usufructuar la golpeada fuerza de trabajo venezolana.
Exxon Mobil es el protagonista de un litigio internacional contra nuestro país, en el que se había obligado a Venezuela a cancelar 1.400 millones de dólares como parte de la nacionalización (que hiciera Chávez en 2007) de los activos de la petrolera en dos grandes proyectos. Recientemente, el Tribunal arbitral del Banco Mundial revocó esa decisión.

viernes, 24 de marzo de 2017

PON 65


EL AMOR DESPUÉS DEL AMOR
Por Derec Walcott (Santa Lucía)

Un tiempo vendrá
en el que, con gran alegría,
te saludarás a ti mismo,
al tú que llega a tu puerta,
al que ves en tu espejo
y cada uno sonreirá a la bienvenida del otro,
y dirá, siéntate aquí. Come.
Seguirás amando al extraño que fuiste tú mismo.
Ofrece vino. Ofrece pan. Devuelve tu amor
a ti mismo, al extraño que te amó
toda tu vida, a quien no has conocido
para conocer a otro corazón
que te conoce de memoria.
Recoge las cartas del escritorio,
las fotografías, las desesperadas líneas,
despega tu imagen del espejo.
Siéntate. Celebra tu vida.

ATIENDE
Por Jorge Money (Argentina)

atiende:
si mi hijo
si nuestro hijo
fuera naciera sol o
luna homosexual poeta
o guerrillero ah si creciera
guerrillero o usurero al tanto %
o asesino oficinista vendedor de
peines en el subte o suicida flor
o cardo violador de tumbas o impasible
espectador del mundo comprensible padre de
familia actor de cine Rita Hayworth Tyrone Power
sacerdote verdugo militar terrorista puta carcelero
en la exacta mitad de tu ombligo te explico Manés que
si nuestro hijo recoge la bandera que dejamos o por
el contrario un ejemplo la olvida la traiciona la
veja la vende a razonable precio entendeme
si nuestro hijo mañana es muerto por ir más
allá de donde fuimos o por menos o por
error o por justicia o por lo que sea si
los muertos somos vos o yo o los
dos y él quien nos fusila de todos
modos Manés habremos ganado
porque la libertad es lo único que
debemos legarle lo demás
compañera amiga mía
no tiene mayor
relevancia

EL GUARDIÁN
Por Jesús Urzagasti (Bolivia)

Antaño anduve feliz por el monte con un perro
que vino a pedirme que le pusiera un nombre.
Esa vez salimos de la casa a dibujar mariposas
y un día recorrimos el último sendero de la vida
para mirarnos como corresponde a la espesura
de los animales en tránsito de tempestad a luna.
Mientras acezaba con la lengua colorada afuera
Sentado sobre el tronco de un antiguo algarrobo
yo resbalaba hacia el fondo de un idioma claro
sin letras memorables en sus sonidos invictos.
Quedamos en rastrear nuestras huellas finales.
En los rumores arbitrarios de la llanura salvaje.
Al verlo brincar embrujado por extraños árboles
comencé a echarlo de menos antes de perderlo.
Así confundí el inaudible llanto de mi alma
con el ladrido de quienes nos antecedieron.

Trinos:

1)
"Maldigo la poesía concebida como un lujo cultural de los neutrales maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse”.
(Gabriel Celaya)
En: https://twitter.com/juanrojo_tf/status/837507209772818432



martes, 21 de marzo de 2017

Memorando 009 La arquitectura de los pájaros


Por Indira Carpio Olivo

¿Has visto cómo cagan los pájaros?
Párate frente al árbol
y dilo
que los has plantado
que los peces están allí para ti
que los gallos sólo saben amanecerte
dilo
que el pájaro se come
las migajas del mundo
y que el mundo gira alrededor de la palabra
de tu palabra.
La fruta.
Podrás dibujar una flor
idéntica
dilo
habrás parido el color y la solidez
¿Has oído cuando mueren los pétalos de la siempreviva?
se engrosa la piel y se oscurece
dilo
te hiciste numerosa
un ejército de guacharacas
a cambio del hambre
levantaste un horizonte de paja
¿Cómo se camina hacia el pasado?
¿Has visto cómo cagan los pájaros?
Dilo
te comiste el pájaro
y su mierda
y te alzaste
dilo
que la leche del caucho te preña
que de la tierra en la uñas
los gusanos hicieron casa
y de ti comen las hojas.
Tu reino moral
cielo que libera el esfínter
un tapiz negro
un hueco
dilo
un culo
El sol me agrieta los ojos
cuando los pájaros
te digieren
dilo
¿todo este aire a cambio de qué?
No me arrees
que me cagaste en el lomo
donde mismo comes
que tejiste sobre mi frente
al mismo diablo
no me arrees
Dilo
¿a qué sabe la mierda?
Dicen que no sabe mejor
de lo que huele
yo, que te compro tanta mierda, yo
tengo lástima de mí
que no sé decir rojo
dilo por mí
que eres libre de batir la carúncula.
Dilo
¿cuándo eres mejor persona,
cuándo cagas
o cuando te dejas cagar?
¿cuándo, cuando duermes
cuando rezas en otras lenguas,
cuando sudas sobre el vientre
ajeno?
Dilo
Te he visto
hinchada
llorar te he visto
loca de luna
y negra
mi cara en la botella
En la cruz del camino
estoy yo y también mis pies
¿Has visto cómo cagan los pájaros?
Cagamos sólo en lo que se acaba de asear
encima de las cagadas de la iguanas
en el mango más brillante
Dilo
maldita sean la mierda
y la pluma
y el pájaro
que no aguanta semilla en el pico.
Cuando el pájaro no come
hace su casa
y en la arquitectura del vuelo
la gravedad nos quita peso.
Dilo
qué duro se ha hecho
el canto donde el aire
abre y cierra la boca
qué dura la moneda
la promesa
qué duro el pan.
¿Quién asistió a sus rezos?
¿Qué pájaro se detuvo en la ventana?
¿Quién se cagó en su pieza?
Este es un día frío
no quiero responder
porque nada devolverá
el verde a la manzanilla
y en mí
ondea una
bandera de viento
con ningún pájaro
en medio de mi sexo.
Y cerca
el ayuno
lo mantiene todo adentro
haciéndose bola
esperando
a que abras el surco
y nazcas
en el fuego de la corocora.