viernes, 11 de noviembre de 2011

Artículo del coño


Por Indira Carpio Olivo/ indiracarpio@gmail.com/ @icarpio



En la Venezuela en la que crecí, coño e' tu madre es una descarga, un despojo de los sentimientos de rabia, de burla hacia el otro, o hacia la otra. Pero acabo de enterarme que el coño de tu madre -el insulto de todos los días- constituye una mentada de la vagina como ofensa contra el otro ¡Ay coño!
Después de teta, mamá y papá, el/la bebé aprende -con gracia- a decir el coño e' tu madre y, casi todos alrededor, plantan una sonrisa y algunos hasta se desternillan. Aplausos.
Como casi todo lo que se dice en “nuestro” idioma, la palabra coño nos llega en barco desde la madrastra patria. Según la Academia de la Lengua Española (no castellana, autodenominada Real -con coronita y todo-) esta palabra se define de la siguiente manera:
coño.
(Del lat. cŭnnus).
1. m. malson. Parte externa del aparato genital de la hembra.
2. m. despect. Chile. español (‖ natural de España).
3. m. vulg. Ven. tipo (‖ individuo).
4. adj. Chile y Ec. tacaño (‖ miserable).
coño.
1. interj. U. para expresar diversos estados de ánimo, especialmente extrañeza o enfado.
Coño es un sinónimo de vagina. Entonces cuando un coño (un tipo) quiere ofender a una coña (una tipa) se le nombra el sexo de la progenitora y listo: el coño de tu madre.
Entonces, por simple lógica, la ecuación demuestra que nombrar la vagina es un improperio. Eso es todo ¿O no?
¿Por qué no se dice el coño de tu padre, o por qué la palabra coño designa el sexo de la mujer?
En la Web (1) se dice (como se dicen tantas cosas) que la palabra coño viene del latin cunnus que significa cuña o clítoris (cunilingüis: lamecuñas), otros dicen que significa vulva y algunos conejo (porque parece una madriguera, no por playboy). Casi todos coinciden en que los significados están asociados a la fertilidad.
¿Se transformó un término referido al hecho biológico de la fertilidad en uno ofensivo? ¿Por qué?
¿Tendrá algo que ver con el desprecio hacia las mujeres que trasciende las formas del habla -impuestas- por el mismo hombre?

Lamia
  
Hasta hoy no había reflexionado al respecto y había lanzado unas 19 veces por día -en promedio- esta ofensa contra el/la que sea.
Ahora cada vez que la miento, doy un paso hacia atrás e ipso facto me tapo la boca, por respeto a los millones de coños quemados en la hoguera, lapidados, escindidos, enterrados vivos.
Los mismos coños apilados que edifican la historia del odio hacia la mujer, a su vez la historia universal, escrita, descrita y proscrita por los machos con el lenguaje como espejo y al servicio de la cultura patriarcal, capitalista.
Los machos que apedrean, torturan y matan por el honor del coño ¿Son los mismos que adoran un coño “vírgen” llamado María, que dio a luz al hijo del hombre y no precisamente por cesárea? La veneran, la subieron a un pedestal y ahora le prenden velitas y le piden milagros ¿Con eso se lavan las manos?
Es esta la contradicción en la que vive el hombre, perro de la guerra, peliando consigo mismo. En este punto, los lectores hombres piensan en Hitlery Clinton, Condolencia Rice y en Amargada Thatcher. Pero, estos títeres bélicos aunque lleven faldas, serán siempre de género masculino ¡Madonna santa!
Lo que sucede con la expresión coño e tu madre también ocurre con la concha de tu madre, hijo de puta, la puta que te parió, la puta madre (2), entre otras expresiones de disgusto e insulto, que varían más o menos según la geografía, el gentilicio, la historia, pero que reflejan una mismo realidad, la legitimación del prejuicio más antiguo del mundo: la MISOGINIA.
-----


Para que no te ataque la diosa Vaginés o la Vagina dentada y no te acomplejes (3), para que sus labios te sonrían siempre es recomendable cumplir sus mandamientos:

1. Amarás a Vaginés sobre todas las cosas.2. No tómarás el nombre de Vaginés en vano (caso del coño).3. Santificarás el clítoris.4. Honrarás sus ovarios y a sus labios.5. No la escindirás.6. Cometerás actos impúdicos.7. No la raparás.8. No dirás falso testimonio ni mentirás sobre sus olores.9. Consentirás el cunnilingüis.10. Codiciarás los labios internos.
Estos diez mandamientos se resumen en dos:
Amarás a
Vaginés sobre todas las cosas y sus trompas como a ti mismo.
Para más información:


4 comentarios:

  1. El coñísimo. Ta bueno y sustancioso. Coñita inteligente. Así sea mentira que el insulto sólo lo perpetremos los coños contra las coñas

    ResponderEliminar
  2. jajája para nada... si reconocí que yo también lo uso
    Un abrazo y gracias por leerlo y comentarlo, coño!

    ResponderEliminar
  3. Indira por aqui te dejo "el diccionario del diablo" de ambrose bierce. no tiene nada que ver con el tema pero es una mermelada.
    http://www.ciudadseva.com/textos/otros/dicdia01.htm

    ResponderEliminar
  4. Eres una maravilla que con palabras desarmas otras. Coño de la madre amemos a la mujer y punto, que ya es tiempo de amar a las vaginas como a ti mismo. o Más, porque hay quien no se quiere mucho.
    Abrazos

    ResponderEliminar